Follow by Email

miércoles, 26 de octubre de 2011

Con AGUIRRE no hay ESPERANZA

@EsperanzAguirre “Estamos moralmente obligados a utilizar mejor los recursos en la educación publica. No ha habido ningún recorte, cero en la pública.” (Uno de sus ilustradores tweets)
           
            En el momento que decidí compartir mis ideas, sentimientos y alegría de forma abierta en este blog me propuse luchar por la esperanza del futuro. Y tengo la certeza de que ésta está en los niños y niñas de nuestros colegios. Pienso luchar por ellos, pienso dejarme la vida por sus oportunidades, pienso gritar con mi arma, los libros, y no permitiré que un puñado de políticos caprichosos corten las alas de ningún niño que quiera ser feliz. Por ello, me pregunto:
            ¿Hacia dónde vamos? O mejor ¿Dónde nos quieren llevar?

Llevo semanas pensando en buscar palabras que puedan definir todo lo que está ocurriendo alrededor del deterioro del sector público en nuestro país. Mucho más si nos centramos en el Madrid neoliberal tan esperanzador de Esperanza. Y, por alusiones, en el campo que me ocupa como servidor público: la educación. Una presidenta que encima piensa que somos imbéciles y nos quiere hacer creer sus mentiras olvidando que aún sus políticas de manejo del pueblo no han hecho el efecto que ella hubiera deseado.

            Porque desempeño mi función en una escuela pública, pública con tilde, no en la escuela “publica” que hace referencia la presidenta en su tweet. Porque su escuela está reservada para unos pocos, los que ella pretende que conduzcan nuestro mundo. Pero no contaba con una sociedad, muy a su pesar, formada, rebelada, inconformista, trabajadora, pobre, digna, feliz, verde, harta, indignada, cansada… de todos sus caprichos y guiños a los que más tienen.

            El día que en la escuela se explicó qué la mejor arma de una sociedad es la educación faltó. Tendría peluquería. Una sociedad avanzada lucha con libros. Demasiados años hemos sufrido en nuestro país el desprestigio de no progresar por la deficiencia educativa cómo para que en el siglo XXI nos roben el tiempo recuperado.

            Cuántas más reflexiones nocturnas y acalorados debates le dedico a este asunto me caben menos dudas de la síntesis final. Todo está premeditado, ajustado a unas pretensiones políticas, predefinido con unas intenciones claras y arraigadas a unas convicciones. Se trata, por tanto,  de ir mermando los recursos humanos y materiales de la educación pública que afecta a la mayoría de ciudadanos de un país que no tiene dinero para pagarse un colegio de élite.

Y lo hace para que aparezca, cuanto antes, un deterioro social del prestigio que nos hemos ganado durante años de esfuerzo. Con esta batalla perdida, las familias decidirán buscar otras salidas donde se solventen más fácilmente los problemas y no entorpezcan el camino un puñado de inmigrantes que, por suerte, recuerdo, son los que de momento sostienen nuestra economía.

Pero Aguirre tiene dos compañeras de lujo: Ana Botella y Lucía Figar. Entre las tres se han propuesto desprestigiar nuestro trabajo a base de demagogia facilona y populista dedicando piropos al sector: “Los profesores trabajan menos que los funcionarios del ayuntamiento” “Al realizar los funcionarios docentes más horas lectivas, probablemente la necesidad de contratar sea menor que otros años (…) Puede haber cerca (de mil interinos menos)”.

 ¿Aceptarían la invitación de cualquier profesor o maestro a pasar 24 horas a su lado? Me temo que no. Prefieren pensar que sólo damos clases, que actuamos como máquinas, que nos dirigimos a un público sin diversidad ni problemas, que las tardes las dedicamos a ir de tiendas en coche oficial y que dormimos plácidamente mientras nos roban la educación.
           
Os necesitamos. Sí, a todos. Porque el futuro de nuestros y vuestros hijos nos lo están coartando y moldeando para que se vuelvan ovejas de un rebaño atrasado, débil, inculto y aleccionado.

Aunque si algo tengo claro es que un pueblo puede tener piedras, garrotes, pistolas o cañones; aún así, si no tiene libros está completamente desarmado”






8 comentarios:

  1. "El día que en la escuela se explicó qué la mejor arma de una sociedad es la educación faltó. Tendría peluquería."
    Yo creo que no, que ese día ella tomaba notas muy atentamente, y ya entonces supo que si controlaba la escuela controlaría la sociedad..
    Por lo demás, ¡bien dicho compañero!

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, nos lo ponen difícil, pero ¿quién ha dicho que nosotros somos fáciles?

    ResponderEliminar
  3. Si fuera por ella...
    Volvería a promulgar la ley de Villar Palasí.
    Volveríamos a una educación donde primasen los contenidos; puramente memorística.
    Volveríamos a los 70.
    Volveríamos por tanto, al franquismo?

    Ummmm.

    ResponderEliminar
  4. No te quepa la menor duda Joan, como bien dices, todo está premeditado. No vayamos a caer en el error de "la Presidenta no se entera", "cada vez que habla mete la pata"... no; esta señora no da puntada sin hilo.
    Su política se define clara y llanamente con una palabra: SEGREGACIONISMO.
    A través del abandono y el desprestigio social de la escuela pública pretende separar y diferenciar dos tipos de colegios, por un lado aquellos en el que todos los niños serán altos, guapos, rubios, con los ojos azules y por supuesto, ricos y de familias distinguidas. El que no dé la talla pues ya sabe... a la publica (perdón, quise decir pública).

    ResponderEliminar
  5. Al vivir en la comunidad de tanto recorte y beneficiarme de su invento para reducir el posible fracaso que crean estos recortes en la escuela puede que mi comentario esté más que contaminado.

    Sin embargo, creo que se ciñen demasiado a hablar solo de las dos horas más dando una perspectiva parcial de los hechos y muy poco de la eliminacion de los pocos recursos con los que contamos para atender a la diversidad, el hecho de que si te das de baja nadie sustituye tu figura entre otros que realmente no se si a ti o tus lectores, pero estan acabando con mis ganas y mi vocacion por la educación que me crió y ala que me gustaria algún día y si es posible devolver aunque sea una cuarta parte de lo que me dió.

    Un saludo Joan

    ResponderEliminar
  6. Se trata de política y de perpetuarse como casta en el poder: saben que si cortan el grifo a la educación sólo quien pueda pagarlo será la élite, ya no habrá más oportunidades para los que menos tienen y seguirán ahí y tendrán un séquito de gente que no sabe pensar porque no han tenido la oportunidad de aprender.
    Pero estamos nosotros que somos más, que somos más fuertes y que tenemos el poder: da igual la ley educativa que nos impongan: nosotros, aun dejándonos el pellejo, vamos a seguir adelante.

    ResponderEliminar
  7. ¿Sabes una de las cosas que más me molestan en esta sociedad en la que estamos tan informados y tanto criticamos la época de la censura, y a otros países que siguen teniéndola? Que nosotros, sin darnos cuenta también tenemos unos medios de información que manipulan y seleccionan la información que nos ofrecen en función de los beneficios que consiguen de ella. Y lo peor es que si ha salido en la tele, "es palabra de Dios"
    Parece que en el mundo, no hacemos nada si no es a cambio de un beneficio propio, y nada pensando a largo plazo, solo satisfaciendo la necesidad inmediata. Ahora no me pidas que deje de criticar, y aporte alguna solución constructiva porque te juro que no consigo encontrarla.
    ¿Alguien sabe que mas está pasando en la comunidad de Madrid?
    Pues yo sé, que hay residencias de ancianos publicas en las que falta personal, y el personal que hay en ellas se permite olvidarse de una anciana durante toda la noche después de haberle puesto un enema. Y no ducha todas las mañanas a los ancianos (los "lavan") porque no tienen tiempo.
    Que en todos los centros concertados (porque les sale más barato a la CAM) con Servicios Sociales: Residencias de ancianos, de discapacitados, Centros de Día, Centros ocupacionales y Centros de Atención Temprana, llevan más de cuatro meses de retrasos en el cobro de las facturas. Esto provoca que dichas asociaciones en muchas ocasiones tengan que abrir líneas de crédito, con lo que esto supone, para poder hacer frente al pago de la nomina de sus trabajadores y sus propias facturas de luz, agua.... Que, además, ha decidido que si estas entidades quieren renovar el concierto el año siguiente (y solo por un año) deberán asumir el mismo servicio pero cobrando un 5% menos, que no podrán completar con otro tipo de subvenciones, que está repercutiendo en los tristes sueldos de sus empleados y en el servicio en general, sin asegurar que se salven esos meses de retraso en las facturas que ya acumulan. La explicación a todo esto es la que ya sabemos, que hay que apretarse el cinturón para salir de la crisis.... Y cuando se les pregunta directamente si "después de la crisis", se podrán recuperar los derechos perdidos, te miran con cara de sorpresa y te aseguran que no es nada probable volver a lo anterior. Si a esto le sumas, el cambio que ya hicieron en las condiciones para contratar dichos centros, abriendo la posibilidad de que empresas privadas se presentaran a dicho concurso (como también ha ocurrido en las Escuelas de Educación Infantil) tenemos un futuro muy negro y fácil de intuir.

    ResponderEliminar
  8. En este futuro, estos centros, así como los centros educativos, serán propiedad de grandes empresas que recibirán el dinero de la CAM (dinero de nuestros impuestos) para contratar en empleo todavía más precario a profesionales, que trabajaran cada vez con peores condiciones, repercutiendo en un servicio, que además deberá pagar el usuario por el tema del copago, perdón el bipago o repago (es que no nos van a "regalar" nada)
    Para colmo de todo esto, es que lo estamos permitiendo entre todos........ Que federaciones de asociaciones en las que todos deberían estar unidas para luchar en estos casos, se mueven por intereses de unos pocos, y en muchas ocasiones están más interesados en bailarle el agua al político de turno, buscando/pensando que conseguirán librarse, ¡Ilusos!
    Y para colmo, entre los mismos profesores nos atrevemos a criticarnos y meternos unos con otros por el lugar donde trabajamos ¿no nos damos cuenta de que el enemigo es otro?
    Bueno, quiero finalizar recordando y reconociendo la labor y la profesionalidad de mucha gente que me he encontrado por el camino, y que me sigo encontrando. Personas comprometidas, que en condiciones nada favorables, son capaces de mantener la ilusión la mayoría de las veces. Que no permiten que todas estas circunstancias influyan en su relación con los usuarios/personas (no termino de acostumbrarme a esta palabra) que atienden en diferentes servicios, y los reciben todos los días con una sonrisa en la boca. Que llegan a comprar material de su bolsillo, a crear material de la nada y siguen formándose preocupados por dar una atención de calidad, aunque ésta no esté reconocida en ninguna de las formas posibles, de hecho en algunas ocasiones hasta penalizada.
    Seguimos peleando.

    ResponderEliminar